Bloguerones‎ > ‎

Otra vez han acabado con la loteria la rápida de Málaga

publicado a la‎(s)‎ 16 dic. 2014 3:35 por Antonio el Inf   [ actualizado el 13 mar. 2015 4:05 ]
Aquí como Benito, el policía que mostró la careta de anonymous
Hay serpientes de verano que cada poco tiempo regresan a la actualidad informativa, y ayer le tocó el turno a la desarticulación una vez más de la lotería de Málaga conocida como "La rápida" http://es.wikipedia.org/wiki/La_R%C3%A1pida


La rápida lleva más de cincuenta años funcionando en Málaga. Es una tradición malagueña más, y por mucho que lo intenten, la rápida va a seguir funcionando. Cincuenta años son muchos años ya. En vez de ir contra un negocio que funciona, lo que deberían hacer es hablar con sus responsables para legalizarlo y que entre en el circuito normal de actividad económica. Pero no. Eso no interesa. El estado quiere la exclusividad del juego, y para ello dicta leyes dejando fuera a quienes llevan en este negocio más de medio siglo.


¿Cómo funciona la rápida? El vendedor, lotero, rapidista o rapidero lleva un mini talonario de tickets con eurocalco o papel autocopiable, donde apunta el importe de la apuesta y el número al que se juega ese día. Si coincide el número con el cupón de la once, el mismo lotero y al instante te abona el premio. De ahí su nombre, ya que no hay que esperar al día siguiente como mínimo para cobrar, como en la once.

¿Por qué se compra a un rapidero o rapidista en lugar de a la once? Por amistad, por vecindad, o por hacer un favor a alguien del barrio, alguien cercano a ti.

¿Cuanto se apuesta? Lo que tu quieras. Yo no conozco a nadie que apueste más de un euro diario, pero supongo que puedes apostar cantidades mucho mayores al euro, y desde luego que puedes realizar tantas apuestas como desees. El importe mínimo por el que se juega, es de 10 céntimos de euro.

¿Cuanto se gana? Si apuestas un euro a tres cifras finales, ganas 500 euros. Si apuestas dos euros a cuatro cifras finales, ganas 3.000 euros. Vamos al primer supuesto para hacer cálculos a grandes números:
Se venden 1000 cupones y se paga un permio de 500 euros. Quedan 500 euros, de los cuales 200 euros son para los loteros vendedores rapideros o rapidistas, y sobran 300 euros, para pagar costes fijos como abogados y fianzas judiciales, y el resto de beneficio.
Ignoro si se gana más o menos que con el cupón de la once. 

¿Cuanto gana el rapidista o rapidero? Un 20% de la cantidad apostada. Así a bote pronto parece mucho dinero, pero ten en cuenta que el rapidista va a tu casa todos los días por tu apuesta y que sólo gana veinte céntimos. Por ir a tu casa a diario, llueve o truene, el rapidero lo tienes allí a diario.

Hace años cuando estuve en el ejército vendí lotería de la Cruz Roja Española, y me daban a mi como cabo primero, un 15% de comisión. Imagino que el Coronel llevaría más comisión que yo, aunque éste es un extremo que ignoro. En el ejército si preguntas, te meten preso en un calabozo militar, así que yo preferí quedarme en mi santa ignorancia.

¿Hay garantías de cobro? Creo que no. Pero llevan más de medio siglo en el negocio. Si a un vecino no le pagan, ese vecino hablaría con el resto del barrio y el vendedor rapidista, no volvería a vender al menos en ese barrio.

¿Son una mafia? Puede. También son mafia la casta política, y bien que votáis siempre a los mismos chorizos corruPPtos. Eso os hace cómplices. 

¿Pagan impuestos? Los cabecillas lo ignoro, pero los vendedores rapidistas o rapideros, de lo que compran, al igual que tu y que yo, pagan un 21% de IVA. Eso no hay quien se los quite.

¿Es un negocio? Para mi que no. Los vendedores que conozco, cuatro en total, viven en viviendas humildes y sin muchos lujos, los que tienen coche, que no todos lo tienen, son vehículos siempre de segunda mano, y la ropa tiene toda la pinta de ser de mercadillo o del chino del barrio. Para los vendedores al menos, en un modo de sobrevivir, que ya es mucho.


Y ahora veamos la operación policial de la que tantos medios se han hecho eco:

  1. La operación ha sido realizada por la policía de la Junta de Andalucía. Policía política, añado. 
  2. Se han incautado de poco más de 10.000 tickets en blanco, que tienen un valor en el chino del barrio de unos ¿40 euros?
  3. También se han incautado (un verbo curioso éste de incautar) de unos 200 euros. La recaudación del día de un vendedor al que han estado siguiendo varios policías durante diez días. El 20% de lo que debería haber ganado el rapidero, son 40 euros. ¿Cuanto nos ha costado el sueldo de esos policías durante esos diez días?
  4. El supuesto líder de la rápida que dicen que tiene sus buenos 64 añitos ya, se enfrenta según sus captores a una multa de entre 10.000 y 300.000 euros. Imagino que tras más de medio siglo de actividad, ya tendrá sus buenos dineros para hacer frente a esa multa, o se declarará insolvente, o sus abogados irán a por la nueva estafa procesal del abogado del estado: decir que es un beneficiario a título lucrativo, como la infanta de los cojones, o los estafadores de los eres fraudulentos, curiosamente de la Junta de Andalucía, a quienes también casualmente no persigue la policía autonómica. Lógico: nadie muerde la mano que le da de comer.
  5. Han dado con otros diez vendedores rapideros o rapidistas. Unos linces. Son conocidos en todos los barrios, de toda la vida.
  6. El propio delegado del gobierno dicen que son competencia desleal. Claro. Tienen el monopolio y no lo quieren soltar. También dicen que no pagan impuestos por su actividad. Ni la once, ni las loterías del estado. Pero eso, se le ha olvidado mencionarlo.

Y para acabar:

· Mi respeto a las actuaciones de los CFSE. Son unos mandaos, y hacen lo que se les ordena. Sus jefes, los putos políticos del #PPSOE son escoria, pero es otra historia, que trataré en otra ocasión.
· Mi rechazo a esa actividad ilegal. Han tenido poco más de medio siglo para regularizarse y bien no lo han hecho, o bien no les han dejado, pero siempre hay formas de al menos intentarlo. No se, crear una asociación, contratar a un abogado, domiciliarse fiscalmente en lugares más permisivos tipo Holanda. 
· La desigualdad de trato ante unos malagueños a quienes han detenido en un bar, y la manga ancha con estafadores como los de apuestas deportivas y casinos online, que impunemente operan desde Gibraltar español, y que tan ricamente se anuncia en televisión.

¡Hipócritas!


___

Créditos:
Me he basado en la información de http://twitter.com/alvaro_frias (no enlazo a su medio por pertenecer al mafia conocida como aede) y en mi propia experiencia personal.




Comments